captura-de-pantalla-2016-11-17-a-las-10-28-09

Ayudar

Una de las cosas que he hecho y me gusta mucho, es dar conferencias en diferentes foros. De la organización Olimpiadas Especiales, he ido a hablar con universitarios para enrolarlos en voluntariado para esa organización.

Cada 15 días participo en una fundación que es para cualquier tipo de discapacidad. Se llama Unidos, y lo que promueve es la sociabilización de las personas con o sin discapacidad. Se organizan planes como ir al cine, al boliche, a patinar, a comer, etc.

Lo que está increíble de estas salidas, es que promueve la integración, y que las personas con discapacidad tengan amigos porque nos cuesta trabajo hacerlos y conservarlos.

Como tengo varios años de asistir, cuando van voluntarios que se están entrenando, me los asignan para que yo los guíe, coordine y explico el cómo nos deben de tratar.

También en Unidos, organizan desayunos para recaudación de fondos y me piden ir a hablarles a los empresarios sobre mi experiencia.

Pero lo que más me gustaría hacer, es hablar de discapacidad y  dignidad. Éstas últimas semanas me he dado cuenta en Domus, Instituto de Autismo en donde trabajo medio tiempo, que puedo reconocer quien es facilitador y quien es un adulto con autismo por como están vestidos. A los adultos con autismo, los visten como niños o niñas pequeñas, con pantalones de animalitos o dibujitos, y eso está muy mal. No porque tengan una discapacidad, deben de estar peinados de colitas ni tratados como bebés. Los disfrazan de personas con discapacidad; Claudia mi terapista ocupacional, me platicó que tiene un alumno con autismo al que su mamá le dijo que nunca iba a dejar de ser un niño a pesar de que tiene 26 años por lo que ella no quiere que su hijo aprenda a cruzar la calle, a usar un cuchillo para cortar su comida, o cosas de ese estilo que para un niño si son peligrosas pero para un muchacho de 26 años, no.

Y las pláticas, me gustaría dirigirlas a los papás con hijos con discapacidad o a personas que trabajan con ellos, para que los traten de acuerdo a su edad, que nos respeten nuestra edad, dignidad y utilidad.

No hay comentarios

Dejar un mensaje

To Top